Entrevista

BETINA CHOQUE: «SI NO SABEMOS COMPORTARNOS Y TRATAR BIEN AL PRÓJIMO, NO TRIUNFAREMOS»

La abogada y exreina de belleza es especialista en hábitos saludables y asesoramiento de imagen. Con su cuñada abrió en Tarija una empresa para ayudar a la gente de forma integral

Betina Choque es abogada, pero al darse cuenta de que podía ayudar más a las personas fuera de los estrados, se dedicó al asesoramiento en hábitos saludables. Había hecho un curso al respecto y sintió que la gente necesitaba de ellos para mejorar su calidad de vida. Asimismo, en la que por entonces era su joyería, sugería a misses, novias, bachilleres y quinceañeras las piezas que complementaban a la perfección sus vestuarios o las que iban bien a sus tipos de rostros.

Hace dos años, la exreina de belleza yacuibeña, realizó un diplomado en asesoría de imagen. Si bien la profesión es incipiente en Tarija, Betina sabe que es muy necesaria. Con su cuñada, Carolina Arellano, unieron fuerzas y crearon Bec, una empresa dedicada al tema. En ella se analiza a la persona desde su apariencia personal en general y se le enseña a sacar el máximo provecho de su aspecto para que se sienta bien y segura. Asimismo, capacita a la gente sobre cómo crear una buena impresión a partir de la forma de hablar o de comportarse.

¿Realmente cualquier persona puede solicitar su trabajo?
Existe el mito de que el asesoramiento de imagen es solo para famosos porque, supuestamente, es algo superficial. Pero cuando sales profesional, cuando vas a una entrevista de trabajo, cuando vas a casarte… Tienes que conocer tu tipo de cuerpo para vestirlo acorde a la situación. Es importante saber qué ropa y qué colores usar. Lo mismo para la mamá que tiene que vestir de manera que no opaque a la novia o la joven que tiene que asistir a un evento… Hay que dar seguridad a las personas con lo que llevan puesto.

¿Y los niños?
Para niños de 6 a 8 años está el tema de etiqueta y protocolo. Ellos pueden aprender buenos modales, hombres y mujeres; de manera que en un almuerzo o cena familiar sepan cómo comportarse en la mesa.

¿Es importante también en lo empresarial?
Toda empresa debería invertir en una asesoría completa. Muchas empresas pueden estar bien levantadas, contar con profesionales competentes y equipos tecnológicos de primera, pero si sus ejecutivos no saben cómo manejarse y tratar a los funcionarios o cómo presentarse para hacer negocios, no servirá de nada. No es solo cuestión de tarjetas personales y hojas membretadas, hay que ser coherente en todo: con la vestimenta, la limpieza, el maquillaje, los modales y la forma de hablar. ¡Todo entra por los ojos!

¿Cuál es la falla principal que tiene la gente a la hora de vestirse?
La falla principal es que no saben identificar el tipo de cuerpo que tienen y así es difícil que vistan bien. Por ejemplo, una mujer de cuello corto no puede usar un pañuelo, se vería mal. Debemos ser conscientes de que no todo lo que está de moda nos queda bien. 

¿Qué importancia tiene el color en todo esto?
La colorimetría es uno de los muchos elementos que nos permiten mejorar nuestra imagen y por eso hay que tenerlo en cuenta. Conocer los colores es esencial para poder usarlos de manera apropiada. El problema es que en muchas ocasiones su elección en el vestuario está condicionada a los gustos personales y no se piensa en los que, de manera objetiva, pueden favorecer la figura. Por ello, en el mundo de la moda, conocer las distintas combinaciones de color posibles y los contrastes más adecuados es vital para potenciar los atributos.

En el tema del buen vestir, ¿importa el precio o la calidad de la ropa?
La calidad sí importa; así sea un poquito más cara, vale la pena. No necesitamos tener muchas prendas baratas o que estén de moda, sino tener los básicos del armario de muy buena calidad: la camisa blanca, el blazer negro, unos stilettos… Cuando estamos hablando de calidad, lo hacemos de tejidos de algodón, de lino, de materiales ecológicos; no de esas telas que son picosas, que nos hacen sentir incómodos o nos provocan alergias. Hay que tomar en cuenta eso: si no estamos cómodos con lo que llevamos puesto, lo transmitimos y eso no nos favorece. También es importante que la prenda tenga una buena costura, un forro, una buena caída, que los botones estén bien colocados y no tengan hilos sueltos. Si una prenda es de calidad nos va a quedar superbién.  

¿Se puede aprender buenos modales cuando se es ya adulto?
Sí, al igual que los niños los adultos pueden absorber estas enseñanzas y aprender. A las personas adultas les interesa mucho tanto para sus relaciones personales como para las profesionales. Los buenos modales son la llave que nos abrirán las puertas al éxito. Podemos ser muy inteligentes y bien preparados en estudios y carreras, pero si no sabemos comportarnos y tratar bien al prójimo, no triunfaremos. Hay que generar una relación positiva con los demás y la única forma de hacerlo es siendo educados. Es muy importante saber saludar, ser agradecidos, pedir por favor, escuchar respetuosamente… Todo eso marca la diferencia. Hay un dicho al respecto que me gusta mucho: como te ven te tratan y como te comportas te recuerdan. 

You may also like

Comments are closed.