Arte

EL CIERRE DEL FESTIVAL DE MÚSICA DE CHIQUITOS SERÁ INTENSO

Está programado para este domingo 28 de abril, en la iglesia San Roque. La Orquesta Sinfónica Juvenil de Santa Cruz de la Sierra, el Quinteto de Cuerdas de La Paz, cinco coros y ocho solistas estarán en el escenario para tocar obras de Haydn y Mozart.

El cierre del Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana  “Misiones de Chiquitos” será intenso; de una fuerza que zarandeará no sólo el alma, sino también el cuerpo de quien escuche la música de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Santa Cruz de la Sierra (OSJ) en el denominado concierto “Clasicismo en Bolivia”. Será en la iglesia San Roque, este domingo 28 de abril, a las 21:00 h. Con ello, la Asociación Pro Arte y Cultura (APAC) espera despedir con éxito el evento hasta 2026.  

Con 33 instrumentistas de la orquesta dirigida por Boris Vásquez, estarán el Quinteto de Cuerdas de La Paz, cinco coros (Cantar Cruceño, Tempus Ensamble Vocal, EMI, ArteCanto y Cantoría Juvenil de Santa Cruz de la Sierra) y ocho solistas. Los músicos ejecutarán la “Missa in tempore belli” (Misa en tiempo de guerra), también conocida como “Misa del timbal”, de Joshep Haydn (1732-1809)). Del mismo compositor austriaco, interpretarán un extracto de “Die Schöpfung” (La creación), otra de sus obras maestras.

¿Por qué se eligió el periodo del clasicismo para terminar un festival barroco? El director de la OSJ explica: “Haydn es el padre de la última parte del barroco, es decir del barroco tardío. Prácticamente, él terminó tratando la música del barroco para comenzar el clasicismo. Entonces, este concierto está dedicado a un tipo de música que floreció en Europa en la misma época de las reducciones jesuíticas de Sudamérica. De hecho, se han encontrado partituras suyas en la Chiquitania”. 

Parcival Módolo fue invitado a dirigir “Clasicismo en Bolivia”. Cuenta que Haydn pasaba un momento terrible cuando concibió “Missa in tempore belli”: el ejército de Napoleón Bonaparte había invadido Viena, la ciudad donde vivía. “Escuchó toda la bulla, las explosiones, y eso lo impresionó mucho. Entonces compuso la misa que en cierta parte dice: ‘Señor, ten misericordia de nosotros’. Su preocupación es notable en los instrumentos de percusión, los timbales y las trompetas tocando sonidos de la guerra”. 

De forma oportuna, el brasileño, actual director de la Orquesta Sinfónica Collegium Musicum de Potsdam (Alemania), hace una diferenciación entre clasicismo y música clásica: “No hay que confundir los términos: clasicismo es un período histórico (abarcó entre 1750 y 1820) y música clásica es la que engloba a todas las composiciones orquestales. Haydn es uno de los más importantes compositores de esta época; a él le siguieron (Wolfgang Amadeus) Mozart y más tarde (Ludwig van) Beethoven, que fueron sus alumnos”. 

A propósito, de Mozart (1756-1791) tocarán “Ave Verum Corpus” (Salve, verdadero cuerpo), la música de un himno que antiguamente se cantaba en latín para la consagración del pan y el vino, recordando la muerte y resurrección de Cristo; data del siglo XIV y la autoría de su letra se atribuye al papa Inocencio VI.  

La Orquesta Sinfónica Juvenil de Santa Cruz de la Sierra celebra con este concierto 21 años de vida artística. Boris Vásquez, que en esta ocasión será parte del grupo tocando el fagot, destaca su función como semillero de artistas. De hecho, la presentación tendrá violinistas de entre 14 y 16 años, y músicos quinceañeros de instrumentos de viento. Para lograrlo tuvieron que pasar un casting en el que participaron todos los que forman parte de la OSJ. 

“Somos una orquesta escuela donde la juventud viene a formarse, a aprender a leer historia de estilos, a interpretar obras complicadas y también a compartir musicalmente con otros colegas”, expresa el maestro.

Los ensayos del grupo de alrededor de 150 personas comenzaron en septiembre pasado de forma separada, aunque también han tenido periodos intensivos de trabajo todos juntos. La Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra (UPSA) auspicia sus presentaciones: este sábado 27, San Xavier tendrá el privilegio de verlos a las 20:30 h. Vásquez asegura que son obras monumentales, nada fáciles de ejecutar; pero que sus músicos están preparados para hacerlo. Serán dos horas de esplendor.   

Fotos: Souzainfantas

You may also like

Comments are closed.