Arte

LA VIDA ARTÍSTICA DE TITO KURAMOTTO ESTÁ PLASMADA EN UN LIBRO

El maestro planea realizar esculturas en hierro con inclusión de pinturas.

Don Tito Kuramotto tenía 12 años cuando sus textos de escuela se llenaban con sus dibujos. Y lo que comenzó como un juego o pasatiempo se transformó en su modo de vida y su gran pasión. «Es como toda destreza: uno se da cuenta de que pinta mejor que los demás y le mete a eso», indica.

Todos esos años de creación (más de 60), primero en acuarelas y después en óleos, grabados y esculturas, se han resumido en un libro de 147 páginas que el Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra presentó para conmemorar su vida artística. El impreso contiene parte de sus 33 exposiciones personales y 95 colectivas, que fueron admiradas en París, Cali, varias ciudades de Estados Unidos y en toda Bolivia. Asimismo, en Kuramotto hay análisis y comentarios del pintor y de escritores, periodistas, poetas y amigos. Los interesados pueden adquirir el libro en el Museo de Arte Contemporáneo.

¿Cómo fue el proceso de creación del libro?

Largo. Primero hay que decir que la idea del libro estaba lista hace cuatro años, pero por esas cosas de la burocracia en las oficinas, que nunca faltan en este país, se tuvo que esperar a que salga la platita para su ejecución. Yo hice un borrador, que salió bien grueso; la editora, Silvia Rózsa, se encargó de depurarlo.

¿Está satisfecho con el resultado?

Sí, estoy contento. Contempla mis últimos ocho años de trabajo, excepto los que la publicación estuvo en espera. Y es que en Santa Cruz la cultura siempre está después del perro; con decirle que somos el único departamento, aparte de Pando, que no tiene una escuela de bellas artes y una carrera de Filosofía y Letras. Las autoridades dirán “¿Y eso para qué sirve?”, claro, si ellos no saben del tema, no les importa.  

Oiga, sus años en el arte son muchos y eso significa un montón de obras. ¿Cómo hizo para reunir todo el material que dio pie al libro?

No, por supuesto que no tengo todo. En mi vida he pintado alrededor de mil cuadros, pero solo de unos cincuenta no tengo sus fichas archivadas. De los demás tengo datos de sus dimensiones, la técnica utilizada, el material y a quién se los vendí. Esculturas solo hice cuando empecé a estudiar, hice unas cuantas.

¿Recuerda la primera obra que hizo?

No, ¡qué me voy a acordar! Pero si hablamos del primer óleo, de ese sí me acuerdo porque lo tengo en mi casa. Esa obra es mía, no la pinté para vender: muestra a un hombre sentado a la orilla de un río, mientras una mujer prepara un locrito y sus bueyes están echados en el pasto. Es una pascana.

De lo que dibujó en sus cuadernos escolares no tiene nada…

No guardé nada de eso. No lo consideraba importante. Ahora me gustaría saber cómo eran mis dibujos en esa época. Yo dibujé muchísimo cuando era niño: empezaba de atrás para adelante, hasta que mis dibujos se juntaban con mis tareas.

Y cuando se fue a estudiar a Buenos Aires, ¿qué área del arte quería aprender?

¡Empecé haciendo historietas! Mi ansia era ser un dibujante de historietas. En Buenos Aires estudié Dibujo de Historietas y tuve la suerte de aprender con grandes historietistas como Hugo Pratt, Joaquín Albistur, Carlos Freixas y Alberto Salinas. Luego comencé a pintar al óleo y como aquí estábamos en la luna con ese tipo de arte, descubrí que habían cosas bellísimas hechas a partir de ese tipo de pintura. Entonces, me olvidé de las historietas y me dediqué a pintar.

¿Y el grabado?

Cuando fui a Francia en el 73, estudié grabado. De pintura ya no me podían enseñar nada, entonces busqué lo que no se hacía acá para aprender y trabajar en ello. Pese a los años, el grabado sigue siendo un mito en Santa Cruz. La gente cree que es una simple reproducción.

¿Qué planes tiene para crear?

Tengo unas ideas: quiero hacer unas esculturas en hierro, pero incluyendo pinturas, de esas que resisten mucho tiempo a la intemperie. Tendría que trabajar de la misma forma que un chapista. También quiero hacer un grabado grande; la mayoría de mis obras son de grandes dimensiones.

You may also like

Comments are closed.