Emprendedores

ITZEL Y PAULA HICIERON DE SU GUSTO POR LA LECHE DE ALMENDRAS UN NEGOCIO

Viibra produce una variedad de lácteos vegetales y mantequilla de maní. Lleva dos años en el mercado local, y la recepción las llevó a crecer y pensar en expandirse en todo el país

Itzel Gómez llegó a Santa Cruz hace más de dos años procedente de México y al serle difícil proveerse de leche de almendras, se le ocurrió montar una empresa dedicada a vender lácteos vegetales. A Paula Vegas le rondaba la misma idea, pero hasta ese momento solo había desarrollado una mantequilla de maní para consumo personal. Ambas se conocieron porque sus esposos son primos hermanos y en medio de conversaciones decidieron emprender un negocio en el rubro de los alimentos saludables. Su nombre es Viibra y su objetivo, según reza en su presentación, es promover un estilo de vida sano a través de productos que contengan el verdadero valor nutricional de sus ingredientes, de alta calidad y de sabor indiscutible.   

Viibra nació en 2018 y hasta la fecha ha producido leche de almendras con sabor original, de vainilla y de chocolate, además de leche de avena, mantequilla de maní y de avellanas con cacao. Paula puntualiza en que la materia prima utilizada es solo boliviana. «Por un lado, creemos que como empresa tenemos la responsabilidad de contribuir al comercio local y, por el otro, sabemos de la calidad que ofrecen los proveedores de diversos puntos del país; con ellos nos aseguramos de conseguir excelentes insumos para la elaboración de nuestros productos, todo con el fin de que los clientes puedan recibir en sus casas alimentos de primera», indica.

La fábrica empezó siendo netamente artesanal, pero por la alta demanda se tuvieron que sumar maquinarias. Sin embargo, sus propietarias aseguran que se conserva la esencia de Viibra: una empresa que produce productos naturales, sin conservantes, sin aditivos y sin azúcares agregados.

Cuando Itzel y Paula incursionaron en el negocio, estaban convencidas de que el mercado necesitaba de los artículos que ahora producen y con la buena acogida que han tenido saben que tomaron el camino correcto. Itzel lo comprueba revisando sus ventas. «Nuestros “viibralovers” adoran lo delicioso que son nuestras leches y mantequillas», expresa. Curiosamente, ninguna de estas amigas tenía conocimiento sobre la elaboración de esos comestibles, pese a ser consumidoras habituales. Con el paso del tiempo y a medida que el proyecto marchaba, fueron aprendiendo en la fábrica y también mediante cursos y asesoramientos con ingenieras en alimentos y nutriólogas.    

Viibra tiene competencia local y nacional. Eso motiva al par de emprendedoras a la mejora continua y a cuidar el detalle y la calidad. Actualmente, el producto estrella es la leche de almendras original. Paula considera que es el favorito porque puede usarse para cocinar, para hacer batidos y para servirse con café, por ejemplo; de hecho, hay quienes la utilizan incluso para tratamientos dermatológicos.  

El trabajo las mantiene en la planta todos los días; para ellas no existen fines de semana ni días festivos. Exportar es su meta, conscientes de que la almendra amazónica es muy preciada en el extranjero. Pero, por el momento, Itzel y Paula están enfocadas en expandirse dentro del mercado boliviano. Tienen deliciosas armas para conquistarlo.

DATOS
Informes: (591) 75659630
En Facebook e Instagram: @viibrabolivia

You may also like

Comments are closed.