Emprendedores

LOS HERMANOS ESTENSSORO TIENEN ENVÍOSPET PARA ALEGRÍA DE LAS MASCOTAS

La empresa es una one top shop en una aplicación que puede ser descargada de Apple Store y Google Play

A fines de 2017, Juan Javier y Andrés Estenssoro dejaron sus trabajos en Estados Unidos para volver a Bolivia. El primero y mayor de los dos era funcionario del fabricante de electrodomésticos Whirlpool y el segundo de la embotelladora Alpla. Siempre pensaron que una vez terminados sus estudios en el país del norte, regresarían para desarrollar sus profesiones y talentos en el país. Sin saber exactamente a qué se iban a dedicar, los hermanos se metieron al e-Commerce o comercio electrónico y así surgió Compremos, una especie de Amazon en pequeña escala.

La página de compras tenía diversas categorías y cada una ofrecía varios artículos. «De ahí, estudiando el mercado, vimos que si queríamos que el negocio sea rentable teníamos que saltar a una vertical y a un nicho específico, no ser tan genéricos», cuenta Juan Javier. «Entonces decidimos quedarnos con el tema mascotas por dos razones: porque vimos los números muy interesantes y porque somos amantes de los animalitos».

La empresa es básicamente una one top shop, es decir una compañía con una variedad de productos en un solo lugar. Asimismo, es una aplicación que puede ser descargada de Apple Store y Google Play. Se llama EnviosPet y desde su nacimiento en febrero de este año hasta la edición de esta nota, llevaba 40.000 descargas en Santa Cruz y más de 10.000 usuarios activos. Son alrededor de 700 productos los que ofrece, que van desde alimentos, ropa, pecheras, collares, platos, vitaminas, entre otros. «A la gente le gusta el servicio, la comodidad y la rapidez: una vez realizas tu pedido, en menos de una hora llega a tu casa en nuestro delivery; también se puede programar cuándo quisieras recibir lo que solicitas», dice Juan Javier, que con su hermano también apoyan campañas de esterilizaciones a mascotas, considerando que con ellas se evita que los perros no deseados terminen en las calles. 

Andrés cuenta: «Cuando regresamos de Estados Unidos, nos tuvimos que hacer cargo del perro que tenemos en casa. Era un afán comprarle alimento: perdíamos tiempo buscando la marca que le daban nuestros padres, teníamos que ir de un lugar a otro hasta encontrarlo». Ahora cuentan con otro en la oficina, con el afán de crear un escenario pet friendly, tendencia mundial en los últimos años. «Nuestros padres nos inculcaron amor por las mascotas. No somos animalistas, pero sí amamos a los perros y gatos», enfatiza Juan Javier. Este sentimiento los hizo estar convencidos de que si hacían algo que les apasione, iban a desarrollar un buen proyecto. Por cierto, en 2019 su plataforma ganó un premio en un concurso nacional y en Arabia Saudí quedaron en el top 40 de un certamen con más de 100.000 participantes.

Son jóvenes dedicados a su negocio, pero con las fundaciones de las que forman parte ayudan a emprendedores en Bolivia, a deportistas de escasos recursos económicos, entre otras causas. Además, los hermanos Estenssoro participan en diversas competencias deportivas. Es obvio: hay tiempo para todo, solo hay que saber organizarse.

You may also like

Comments are closed.